miércoles, 11 de abril de 2012

Meditando en Vrindavana-dhama


Meditando en Vrindavana-dhama




Vrindavana es un lugar tan bello. Las flores están siempre abiertas y hay incluso varias clases de venado decorado. Los pájaros pían, los pavos reales cantan y danzan y las abejas zumban. Los cuclillos de allí, cantan en cinco variedades de tonos. Los lagos de Vrindavana están rodeados de hierbas verdes y existen diversos tipos de flores de loto, y el aire transporta el polen aromático de las mismas. Cuando las partículas de agua de las olas del Yamuna, los lagos y cascadas tocaron los cuerpos de los habitantes de Vrindavana, ellos sintieron automáticamente  un efecto refrescante. Por lo tanto, prácticamente no se perturbaron con la estación del estío. Hay muchos manantiales que siempre están vertiendo agua y el sonido es tan dulce, que tapa los sonidos de los grillos. Y dado que el agua fluye por todas partes, el bosque aparece muy verde y hermoso”.

(Libro de Krishna Cap.18)



El reino espiritual de Vrindavana, es siempre espiritual. La diosa de la fortuna y las gopis, siempre están presentes allí. 
Ellas son las amadas de Krishna y todas son igualmente espirituales como Krishna.  En Vrindavana, Krishna es la Persona Suprema y es el esposo de todas las gopis y diosas de la fortuna. Los árboles de Vrindavana, son árboles que conceden los deseos. La tierra está hecha de piedra de toque y el agua es néctar. Las palabras son vibraciones musicales y todos los movimientos son danzantes. La flauta es la compañera constante del Señor. El planeta de Goloka-Vrindavana es auto-luminoso como el Sol y es pleno en bienaventuranza espiritual. La perfección de la vida consiste en saborear esa existencia espiritual, por consiguiente, todos deben cultivar su conocimiento. En Vrindavana, las vacas espirituales están siempre suministrando leche espiritual, mas allí no se pierde ni un solo momento; en otras palabras, no hay pasado, presente ni futuro.

(Caitanya-Caritamrta, Madhya 8.138)



Cuando Krishna desciende a este universo, esta misma Vrindavana desciende tal como un séquito acompaña a un personaje importante.  Puesto que cuando Krishna viene, Su tierra también viene, no se considera que Vrindavana exista en el mundo material.  Por consiguiente, los devotos toman refugio en Vrindavana en India, pues se considera como una réplica de la Vrindavana original.

(Caitanya-Caritamrta Adi, Introducción).



Como quiera que el devoto guste de servir al Señor, debe pensar constantemente en los asociados del Señor: los pastorcillos, las gopis, el padre y la madre del Señor, Sus sirvientes y los árboles, la tierra, los animales, las plantas y el agua en la morada del Señor. Debido a la constante meditación en estos aspectos, uno adquiere una posición trascendental”.

(Srimad-Bhagavatam 7.10.40)



La mentalidad de Vrindavana es el nivel mental perfecto para el devoto. Los habitantes de Vrindavana no se interesan por entender a Krishna. Antes bien, ellos quieren amar a Krishna incondicionalmente.  No se trata de que ellos piensen ‘Krishna es Dios y por lo tanto Lo amo’. En Vrindavana, Krishna no juega como Dios; Él juega allí como un chico ordinario. Aunque a veces Krishna prueba que Él es la Suprema Personalidad de Dios, los devotos no se preocupan por saberlo. Entonces, nuestro interés debe ser simplemente amar a Krishna. Cuanto más amemos a Krishna, más perfectos seremos.
No es necesario entender a Krishna y la forma en que Él crea. Krishna Se explica a Sí Mismo en el Bhagavad-gita, y no debemos tratar de entender mucho más. No debemos molestarnos mucho por conocer a Krishna. Eso no es posible. Simplemente debemos incrementar nuestro amor puro por Krishna. Esa es la perfección de la vida.

(Enseñanzas de la Reina Kunti)