martes, 1 de noviembre de 2011

JOVEN, ¿DONDE ESTÁS?





¿Sabías que estamos pensando en ti?

Quien está preguntando es Dhanvantari Swami. Elaboramos un proyecto educacional pensando en ti. Es de ISKCON, es en Brasil, y ya existe hace 11 años. Más de 200 jóvenes como tú ya pasaron por él. Estoy hablando del Seminario Hare Krishna. Tenemos dos. Uno en Nueva Gokula, un lugar que no necesita más descripciones, y el otro es en Campina Grande. El de Campina Grande es el más antiguo porque fue allí donde comenzamos. Y la verdad es que funcionó.

El mundo está cambiando rápidamente,  están sucediendo continuamente grandes transformaciones. Nosotros, devotos, tenemos una herencia sin igual que nos dejó nuestro Maestro y Fundador del Movimiento para poder enfrentar esos cambios. Hoy es el día en que celebramos la desaparición de Prabhupada. Él dejó este mundo mortal hace 34 años; lo recuerdo como si fuera hoy, pero ustedes todavía no habían nacido, o al menos en esta encarnación.

Desde ese tiempo hasta el día de hoy la población de Brasil ya se duplicó, el régimen político de nuestro país pasó de la dictadura a la democracia.
Ciudadanía se volvió una palabra fundamental para definir un nuevo comportamiento. La economía de este país pasó por altos y bajos, y ahora está en auge. En el mundo nos observan incrédulos y curiosos. Muchos brasileños que habían salido buscando mejores días en otros países están volviendo. Pero entre todos estos cambios, ¿qué pasó con la gran herencia que Srila Prabhupada nos dejó? 

El joven se ve sometido a un ritmo de desarrollo acelerado, y el brasileño entró de cabeza en ese ritmo. En ritmo general es tal que los jóvenes de 17 años salen del colegio secundario con la cabeza preparada para entrar en la universidad y para competir con no sé cuántos adversarios en la lucha por una vacante. Esto no es exactamente nuevo: ya viene sucediendo hace varias generaciones en este país, que pasó de la categoría de sub-desarrollado a ser visto como “en desarrollo”. Y no digo que esto sea malo, o que esté mal, pero sí pienso que es exagerado. Sobre todo  cuando hay opciones para enfriar la cabeza y aprender a mirar el mundo a partir de otros puntos de vista. Es allí donde está la respuesta sobre la herencia que nos dejó Prabhupada.

Él nos dejó instrucciones para que veamos el mundo desde la perspectiva de las energías de Krishna. Aunque para un devoto esto parezca obvio y filosóficamente simple, en la hora en que vamos a ver, ¡es allí donde se complica! ¿Cómo hacemos para entender que todo es energía de Krishna y aceptar apenas lo que nos fue asignado como nuestra cuota? ¿Cómo ofrecemos todo lo que hacemos, todo lo que comemos? ¿Y además salir a buscar una flor especial, una buena fruta para ofrecer con amor y devoción a Krishna? Para llegar a ese punto, sin perderse o perturbarse es necesaria la educación práctica y constante y el desapego.

La estructura y organización del trabajo incluye cierta carga horaria de actividades para el trabajador, descanso semanal, vacaciones anuales.
Algunas instituciones públicas ofrecen también licencia o premios para los empleados que trabajan por una cierta cantidad de años. Algunas universidades que les importa la creatividad de sus investigadores y profesores ofrecen un “año sabático”. En el mundo internacional, está de moda el “Gap year”, que sería un año libre para actividades especiales que se escapan un poco del eje central curricular del sujeto. ¡Y nosotros, en el Movimiento en Brasil, ofrecemos un año de seminario!

¡Vengan a pasar un año con nosotros! Van a tener el Bhakti Shastri como contenido mínimo. Pero, además de eso, van a tener la oportunidad de practicar un buen sadhana en una comunidad urbana con Templo, Tulasi, y Deidades hermosas. Van a tener ista-gosthis filosóficos y de motivación con los temas de “Dasanudasa” y “Amor y Confianza”. Van a participar de muchas charlas “a puerta cerrada”, íntimas. Charlas que tratan de la historia del movimiento, la historia de la distribución de libros, de temas polémicos y discusiones sobre los diferentes ashramas como Brahmacaris, Grhastas y Sannyasis. Van a emocionarse con las dinámicas de crecimiento,  de familia, de silencio (mauna). Van a aprender a ver el prasadam desde el punto de vista de la salud. Van a aprender técnicas de neuro lingüística para expresar pensamientos, técnicas de oratoria y presentación escrita y oral de trabajos académicos. En fin, van a vivir un año lectivo (siete meses) de experiencias variadas en el campo del conocimiento filosófico, auto-conocimiento y desarrollo humano.

Visiten el sitio de Internet www.seminario.iskcon.com.br para conocer más detalles. Ante cualquier dificultad pueden escribirme: dswami@iskcon.com.br. En este momento estoy viajando por Estados Unidos, después voy a India, y estaré de vuelta en Brasil en diciembre, pero antes de eso puedo intentar responder los mensajes de ustedes.

Aprovechen esta oportunidad de vivir esta experiencia como estudiantes célibes por un año. Será inolvidable.

Su sirviente,

Dhanvantari Swami