miércoles, 7 de octubre de 2009

Creando Una Cultura de Dar

Creando Una Cultura de Dar




Por Seva Swarupa das



Durante un intercambio que tuve con otros devotos acerca de la necesidad de proveer ayuda a nuestros devotos, concluiamos que lo que mas se necesita es educacion y consejeria. Debido a esto commence a refleccionar en la mentalidad que influencia nuestra manera de apreciar tales cosas.
Para dar un ejemplo, el devoto que coordina el curso de Bhakti Sastri dice que el precio de este (cuesta 30 euros por cada modulo, son 4 y duran 10 semanas cada uno) es ridiculamente barato en Espanha y totalmente exhorbitante en Cuba. Me pregunte, “¿cuanto seria el precio que podrian pagar los devotos?” Primero, se me viene a la mente que muchos de nosotros no estamos comprometidos lo suficiente a nuestra filosofia, a nuestra cultura, a nuestro Guru, a nuestro movimiento en si, y todo es cuestion de prioridades.

¿Por que cuando un libro en la libreria cuesta 30 US$ no me quejo y lo pago, pero si me quejo del BBT cuando un libro del mismo tamanio me cuesta US$15? ¿Sera que no me parece que nuestros propios libros valgan la pena? Que no les tengo la suficiente fe? ¿O es que acaso pienso que los libros me fallaron? Si no tengo una cierta cantidad de dinero para pagar un curso de Bhakti Sastri, o asistir a una conferencia de conciencia de Krishna porque estoy juntando dinero para comprarme un pantalon Levis o unas zapatilas Reebok, o para ir al cine, entonces estoy ayudando a destruir la cultura Brahminica y apoyando a que la cultura del materialismo se haga mas fuerte.

¿Que es lo que realmente nos pasa? ¿Creemos verdaderamente en lo nuestro o no? Muchos de nosotros hemos dedicado muchos anios de nuestra vida a la conciencia de Krishna, al no creer en lo que estamos involucrados tampoco estamos creyendo en nosotros mismos, ¿o es acaso que no creemos que este movimiento puede cambiar el mundo?

Tenemos que acostumbrarnos a pagar por la educacion o por la ayuda que recibamos, por los que cuidan de nosotros, por los que se preocupan y piensan como podemos mejorar. Si no apoyamos a los brahmanas, a nuestros escritores, a nuestros profesores o consejeros, a quienes nos dan su tiempo personal, entonces tendremos solamente lo peor, ya que los buenos e inteligentes terminaran trabajando afuera donde si se los aprecia o remunera justamente. Si valoramos y apoyamos, nuestra cultura estamos creando una sensacion de derrotismo, de estar en un lugar que no tiene exito, un lugar que no avanza.

Apoyemos a los brahmanas porque se estan extinguiendo. ¿Cuantos devotos estan haciendo dinero y cuantos dedicados a la educacion? Si 10 devotos ocupados en hacer dinero pudiesen mantener decentemente a un pastor, o predicador, la realidad de nuestra comunidad seria otra.
Los gobiernos invierten en educacion porque saben que sin educacion todo se acaba. El estado y las empresas privadas tienen programas de apoyo a la educacion porque sin apoyar a la educacion no se puede lograr nada, ni siquiera hacer mas dinero. Los pastores o profesores no buscan hacerse ricos sino no estarian en este servicio, estarian haciendo negocios como muchos de nosotros.

¿Queremos una nueva camada de devotos profesionales, inteligentes y productivos? Si la respuesta es si, entonces tenemos que apoyarlos y  creerles y pagar para que puedan vivir decentemente y puedan seguir usando su inteligencia para el beneficio de nuestras familias y comunidades. No queremos que lleguen a pensar “en realidad estoy perdiendo el tiempo aqui”, y no es que se iran a Maya, sino a otros lugares que si los aprecien, empezando por otras comunidades y terminando en empresas de no-devotos.

Si nuestra mentalidad es que si esta en la libreria, en el centro comercial o si tiene un anuncio en la television entonces es bueno, debemos de recapacitar en nuestra manera de pensar. No vamos a la tienda Adidas a pedir rebaja pero si pensamos que todo lo que obtengamos del Templo Hare Krisna no tiene mucho valor y por ende tengo que rebajarle el precio, entonces terminaremos en una sociedad Vaisnava menos que mediocre.
Valorar el trabajo de alguien esta muy ligado con lo que uno paga por eso. El valor esta muy ligado con el precio, o acaso no preguntamos en los locales comerciales “cuanto vale esto?”- “que precio tiene?” Al no apoyar y valorar a nuestros pensadores los estamos en realidad apartando cuando en realidad deberiamos premiarlos, agradecerles y hacerlos sentir indispensables en nuestra sociedad. Eso se puede lograr en gran parte al no pedirles rebaja por su trabajo.

Si por ejemplo llamamos a un arquitecto para que nos ayude en el templo o en algun proyecto, no le pagamos lo que deberiamos porque es devoto y decimos como siempre “una donacion para el templo”, 3 cosas van a pasar:
1) que la “donacion” sea forzada
2) que el trabajo no quede bien ya que no se dedica como debiera
3) que a su vez el/ella no tenga dinero para apoyar otros proyectos o a sus pastores etc.

De esta manera se rompe la cadena del dar, del “yo recibo y te doy” y “tu recibes y das”. En realidad estamos creando la cadena del “como no me das, no te doy” y “como no te doy, no das.” Si yo no te doy 5 pesos a ti, por eso tu no le das 5 pesos a el y el no le podra dar 5 pesos a este otro y este otro no me dara a mi 5 pesos, asi que quedo con 5 pesos en mi mano y una sensacion de que pertenezco a un lugar en el cual nadie le quiso dar nada a nadie, por eso maniana no le dare nada a nadie tampoco. En cambio si yo te doy 5 pesos y tu le das a el 5 pesos, y el otro le da a otro 5 pesos y este me da a mi 5 pesos. Igual termino con mis 5 pesos en mi  mano y con una sensacion de que pertenezco a una comunidad dadivosa y maniana querre seguir dando y dando.
Entonces queda en cada uno de nosotros el saber a ciencia cierta si puedo pagar este curso de Bhakti Sastri, o cualquier otra ayuda educacional o de consejeria. Es necesario que consideremos si puedo contribuir para que un pastor o un consejero me apoye a mi y mi familia; ver si realmente o en que manera puedo apoyar a los brahmanas a mi alrededor.

Creemos una cultura de dar. ¿Que les parece?

Su sirviente,

Seva Swarupa das

Ministerio del Desarrollo Congregacional

No hay comentarios: