martes, 10 de febrero de 2009

Una cosa son los ideales de una institución y otra las intenciones de sus miembros

Una cosa son los ideales de una institución y otra las intenciones de sus miembros
Febrero 10th, 2009



Todos los días leo cantidades de artículos publicados por personas que se quejan de haber sufrido algún tipo de maltrato por parte de ISKCON, y con sus razones atacan el nombre de ISKCON, su Cuerpo Gubernamental General (GBC), al guru tattva y hasta al Acarya, sin detenerse a pensar por un momento que en realidad ellos no tuvieron problemas con ninguna de estas cosas, si no que tuvieron problemas con personas, que en mayor o menor medida representan estas cosas.

ISKCON son 6 palabras que forman una sigla. Esta sigla engloba un ideal. Un ideal y una meta. ISKCON no es más que eso: una sigla, un ideal y una meta. Es ridículo atacar a ISKCON, como si ISKCON fuera una entidad viviente autónoma, conciente y volitiva. Y atacar a ISKCON por causa de las acciones de sus miembros tampoco es correcto, ya que la mayoría de los miembros de ISKCON llegaron a ISKCON con ideales e intenciones totalmente diferentes a los ideales de ISKCON.

Que es común que los miembros de ISKCON hablen de los ideales de ISKCON como si fueran los propios es verdad. Que la inmensa mayoría de las veces no llegan por lejos ni al más mínimo de esos ideales también es verdad. Pero eso no es falta de ISKCON, solo de sus miembros, que al estar ISKCON concebida como una institución educativa o formadora, es de esperar que sus miembros estén en alguna fase de formación, y no TOTALMENTE FORMADOS. Acercarse a un centro de ISKCON y esperar encontrarse con un montón de personas autorrealizadas es como ir a un jardín de infantes y esperar encontrar docenas de profesionales.

ISKCON es como una gran maratón abierta. En una maratón abierta, todos los que cruzan la línea de partida son considerados corredores. Pero eso no quiere decir que todos lo sean. En una maratón hay corredores profesionales, amateurs dedicados, amateurs principiantes y curiosos. No se espera que todos lleguen a la línea final ni se espera de todos el mismo desempeño. Inclusive antes de largar se puede uno hacer una idea de quienes no van a llegar ni a la mitad del recorrido. Aún así a todos se los considera corredores.

Del mismo modo, a todos los miembros de ISKCON se los considera trascendantalistas o devotos, pero eso no quiere decir que efectivamente todos lo sean. Todos están recibiendo la misma educación y están todos en el mismo proceso de formación, pero no todos obtienen resultados similares. Las intenciones y los objetivos de cada uno hacen las grandes diferenencias.

Hay quienes denuncian que los ideales de ISKCON no se ajustan al modo de vida occidental de la era moderna, e incluso otros fantasean con alguna clase de poder místico ausente en el proceso de iniciación establecido por el Fundador Acarya A.C. Bhaktivedanta Swami. Es claro que tales personas no están familiarizadas con la meta de ISKCON y sus ideales.

Es verdad que los ideales de ISKCON son altos, muy altos si se quiere. Y es verdad que los ideales de ISKCON no se ajustan al modo de vida ocidental de la era moderna. Los ideales de ISKCON apuntan a desarrollar en la sociedad humana como mínimo modos y costumbres propios de la civilización védica, y como máximo, personas con cualidades propias de krita yuga o satya yuga.

Hace poco se corrió en nuestro país (Argentina) el parís-dakar. El parís-dakar es una de las competiciones más difíciles del mundo, y solo quienes estén excelentemente preparados física, mental y tecnológicamente son aceptados como competidores. Aún así muchos no llegan a terminarlo. Si el parís-dakar fuera una competencia abierta en la que cualquiera pudiera competir, serían muchas las víctimas fatales.Eso no es una falla de la competencia. Es justamente por eso que es tan renombrada.

ISKCON es como un parís-dakar. De las instituciones dirigidas a transmitir principos religiosos o procesos de autorrealización es una de las más exigentes. Pero a diferencias de otras instituciones con ese nivel de exigencia, ISKCON está abierta a la comunidad. No hay prerrequisitos para ingresar a ISKCON. Es por eso que ISKCON cumple un rol educativo y es por eso que quienes difunden el mensaje de ISKCON son en general personas que están en los niveles iniciales e inclusive preliminares del sistema de educación.

Entonces si usted tuvo algún problema o si tuvo un serio problema o si tuvo un gravísimo problema con alguna de estas personas, bhaktas o bhaktinas, brahmacaris o brahmacarinis, brahmanas, sannyasis o gurus, tenga en cuenta que con quien tuvo el problema es con una persona, no con una institución, y que si la institución no supo o no quiso ayudarlo, fueron las personas dentro de la institución quienes no lo hicieron. ISKCON permanece como una sigla encerrando un ideal, el ideal de que es posible que las personas dejen a un lado las contaminaciones de las modalidades de la naturaleza material, y una meta, la meta de que al menos una persona purifique completamente su existencia.

Por: Satyaki das

origen: www.namahatta.org

No hay comentarios: