viernes, 22 de agosto de 2008

Las profecías sobre la venida de Prabhupada


Por Adishesa dasa Prabhu
Editada en la Gaceta de Estudios de Religión, del IBCH. vol. 8 agosto-diciembre 2007.

Este trabajo es para los estudiosos de las religiones que tienen la mente abierta y aunque han desarrollado una fe en particular, a la vez son curiosos y están dispuestos a aceptar lo más concordante, como también los ejercicios de asomarse a otras ventanas; desde el punto de vista espiritual. Aunque suene ciertamente innovador y revolucionario, lo que presentaré acerca de las profecías, manifiesta una posibilidad y una visión alternativa casual, dentro de la teología radical en la cultura y sociedad moderna. Así pues, aunque existen diferentes perspectivas, de acuerdo al grupo particular de fe al que pertenecemos, con este artículo tendremos una oportunidad de pensar, estudiar e indagar como de racionalizar y concluir haciendo uso de nuestro libre albedrío. ¿Cuál será la verdad sobre dicho tema controversial? Aunque ésta es una relectura personal sobre la Segunda venida de Cristo; hay un grupo de personas que profesan mi fe, alrededor del mundo, que comparten esta visión con detalles similares o ligeramente diferentes a mi punto de vista, el cual voy a exponer en esta oportunidad.
Debo confesar, que aunque nací en una familia católica, nunca fui atraído a leer o estudiar la Biblia, hasta que supe entender la importancia que mi maestro espiritual, A. C. Bhaktivedanta Swami Srîla Prabhupâda, le daba a Jesús de Nazareth, en cuanto a su contribución teológica y espiritual, hasta el punto que lo consideró una encarnación de Dios, saktyavesa avatar (que desciende del Reino de Dios). El cual es un avatar apoderado por Dios mismo, para restablecer los principios religiosos en la sociedad humana. Debido a eso, siempre empecé a respetar a Jesús de Nazareth como un Acharya o maestro que enseña con su ejemplo y a la vez un avatar en la categoría que se definió.

Profecías de Jesús
Para mí, las predicciones de Jesús con respecto al confortador o enviado concuerdan sin duda con las profecías del advenimiento de un segundo Mesías (el hijo del hombre). Antes de relatar las profecías debo aclarar, que se debe entender como “El hijo del hombre”, como aquel que salva a la humanidad. Y desde el punto de vista de mi fe vaisnava, tiene que ser necesariamente un devoto puro o hijo puro de Krishna o Dios. En Juan (16: 7-14) Jesús dice:
Y les diré la verdad, es necesario indudablemente que yo parta, por que si no, el confortador no vendrá a ustedes. Si yo parto, yo lo enviaré aquí… muchas cosas aún están por decir; pero ustedes aún no están preparados para ellas (para recibirlas). Pero cuando el espíritu de la verdad venga, les enseñará toda la verdad. (Él) no hablará con su propia autoridad sino sólo de lo que (Él) haya oído, las cosas que pasarán serán todas reveladas por (Él). Las cualidades del Padre son la mías también y (Él) ha recibido lo mismo y se lo hará saber.
No hay duda de que Jesús se refiere a una personalidad que puede hablar, oír y por lo tanto, transmitir el mensaje trascendental y no como algunos cristianos lo interpretan: en tan sólo un espíritu santo, quien entra en el corazón de los fieles y que ayuda a manifestar los Evangelios, y los compila en una nueva Biblia. Aparte de ese espíritu Santo, que debido a su fe los ha inspirado, yo considero que el espíritu Santo o superalma que está en el corazón de todas la entidades vivientes, se manifiesta a través de un guru o Acharya o maestro que enseña con el ejemplo y obedece a la misión del Mesías de Dios. Jesús dijo:
Y Entonces, si alguien les dice vean, ¡aquí está el Cristo!, no le crean. Por que falsos profetas y falsos Cristos aparecerán y mostrarán grandes señales y maravillas para confundir, incluso si es posible a los elegidos. (Mateo: 24:23-31)
Con esta predicción percibo que Jesús declara abiertamente que él no regresará como así mismo, sino que será otra persona o enviado que advendrá como 2° Mesías. Debemos notar, que por ser obviamente una persona diferente a la de Jesucristo, no se llamará como tal, sino como un humilde servidor sincero de él y por supuesto de Dios. La siguiente profecía más significativa que se refiere ya al 2° advenimiento directamente, está en (Marcos 13:21-27 y Lucas 21:8,20-28). Estos dos Evangelios coinciden en la misma profecía; pero con detalles ligeramente diferentes. Por ejemplo en (Lucas 21-19), Jesús predice el triunfo del cristianismo después de muchos siglos de lucha y supervivencia, antes que el cristianismo se impusiera como la religión predominante en Europa y parte del Medio Oriente, (San Lucas 12-18):
Pero antes de todas las cosas os echarán mano y los perseguirán y entregarán a las sinagogas y las cárceles y sereís llevados ante reyes y gobernantes por causa de mi nombre y esto os será ocasión para dar testimonio. Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habeís de responder en vuestra defensa, porque os daré palabra y sabiduría la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan. Más sereís aborrecidos de todos por causa de mi nombre, pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.
Sin embargo, Jesús vio en sus revelaciones, primero la época (la edad histórica) en que aparece el hijo del hombre, el cual es descrito previo a estos últimos párrafos en Lucas (21:6,7-11). Jesús dice: “En cuanto a estas cosas que veís, días vendrán en que no quedará piedra sobre piedra, que no sea destruida.” (Lc. 21:6) Yo no tengo dudas de que se refiere a la 1ª. y 2ª. Guerra Mundial en Europa, que culminó con la caída del Führer y los países del Eje (España, Italia y Japón). En el párrafo (21.7) le preguntan a Jesús: “Maestro, ¿cuándo será esto?, ¿y que señal habrá cuando estas cosas estén para suceder? (Lc. 21: 8-11). Entonces el dijo: “Mirad que no seis engañados; por que vendrán muchos en mi nombre: “yo soy el Cristo y el tiempo está cerca. Más no vayaís en pos de ellos. Y cuando oigaís de guerras y sediciones, no os alarmáis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente”. Entonces les dijo: “se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares habrá pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.” Sin duda para mí, Jesús vio todo esto sobre la 2ª Guerra Mundial, cuyos resultados están ya descritos (6) y corroborados en el (12) donde afirma: “Pero antes de todas las cosas,…” Luego su visión contemporánea continúa: “Pero cuando vieres a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.” (Lc. 21.20) De esto no tengo dudas de que Jesús vio a Jerusalén rodeada por ejército palestino, ya que según los análisis históricos, Jerusalén no había sido rodeada de ejércitos armados desde que en el año 70 D. C., el Ejército Romano rodeó y destruyó el templo de Salomón, efectivamente devastando al Estado Judío de Israel. Luego desde el párrafo 21 al 27 de Lucas 21, Jesús advierte a los judíos a huir de Israel, describiendo las consecuencias de la invasión de los gentiles (musulmanes), y en el párrafo 27 hace pausa de las calamidades: “Entonces verán al hijo del hombre, que vendrá de entre las nubes con poder y gran gloria.” Para mi visión vaisnava de un pasado cristiano, ese hijo del hombre que describe Jesús, emprendería su vuelo para predicar las glorias de Dios, cuando Jerusalén sea rodeada por un gran ejército. En la historia, Jerusalén solamente ha sido rodeada po segunda vez en 1967, por el ejercito palestino, y ¿qué profeta y santo maestro estaba presente en esa época? Para mi fue Srîla Bhaktivedanta Swami Prabhupada, quien hizo su primer vuelo desde New York a San Francisco, del este al oeste, a tan sólo dos meses de comenzar la Guerra Israel-Palestina, para emprender su misión en enero 17 de 1967. Abriendo su segundo templo en dicha ciudad y luego mandando a sus discípulos para abrir 108 templos más por todo el mundo. La misma profecía se especifica aún más, cuando Marcos exhibe su testimonio:
Pero en aquellos días, después de esa gran tribulación,.. Ellos verán al hijo del hombre viniendo sobre las nubes con gran poder y majestuosidad. Y luego él enviará al frente a sus ángeles y reunirá a sus electos de los cuatro vientos cardinales, desde el hemisferio norte del planeta hasta los superiores de los cielos. (Mc 13.21-27)
Al respecto Mateo dice:
Así como el relámpago viene avanzando desde el Este y brilla resplandeciente, incluso hasta el Oeste, así será la venida del hijo del hombre, y ellos los verán saliendo de entre las nubes celestiales con gran poder y majestuosidad y él enviará al frente a sus ángeles con una trompeta y un gran sonido. Ellos reclutarán a sus elegidos desde los cuatro vientos cardinales, desde el fin del cielo al otro.
Entre las profecías que más soportan mi tesis están las siguientes:
Vi también a otro ángel que subía del Este (de donde sale el sol), y tenía el sello o marca del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles… diciendo: ¡No hagías daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios… Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podría contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban en pie alrededor del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas claras… y cantaban a gran voz alta: Las salvación pertenece a nuestro Dios…, y se postraban inclinando sus rostro hasta el suelo delante del trono, y adoraron a Dios… Estos son los que han… lavado sus ropas… Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo... (Apocalipsis 2-10-17.)
Luego se continúa: “No lastimen la tierra, al mar o los árboles hasta que no hayamos marcado a los sirvientes de nuestro Dios en sus frentes: (Ibid 7.3) La siguiente mención nos dice: “Y se les advirtió de no lastimar la paja en la tierra ni cualquier ser verde ni ningún árbol; sino solamente a los hombres que no tuvieran la marca de Dios Padre escrita en sus frentes”(Ibid. 9.4) Esta otra versión nos dice: “y ellos verán su rostro y su nombre (de Dios) deberá estar en las frente de sus rostros”. (Ibid. 22.4) Es relevante, que sólo en la religión vaisnava de India, se utiliza el poner las marcas del nombre de Dios en la frente, que se llama Visnu-tilak, el postrarse inclinado la frente hasta el suelo como servir día y noche a Dios en el templo. Por lo que no tengo ninguna duda que la marca de Dios, que se refiere la Biblia, señala a los devotos de Krishna.
Otra afirmación que corrobora mi tesis, y que Jesús se refiere a otra persona como el “hijo del hombre que vendrá es: “Yo escribiré en él el nombre de mi Dios, y mi nuevo nombre.” (Ibid. 3:12) cómo también afirmó: “Para cualquiera que se avergüence de mi y mis palabras, del hijo del hombre, tendrá pena cuando venga en su gloría y la del Padre y en las de los santos ángeles.” (Lucas 9:26)


Visita la pagina
http://espanol.groups.yahoo.com/group/Asociacion-Vedica/messages


Compartido por Su Gracia Jagad Bandhu Das GPS

No hay comentarios: