jueves, 12 de junio de 2008

Nirjala Ekadasi Viernes 13 de Junio,2008

(13/junio/2008) Ayuno total - (Si en el año ha roto algún ayuno de ekada�si, hoy debe realizar un ayuno total, incluso de agua, si bebe agua se considera que se rompió ekadasi) -

En una ocasión, el hermano menor de Mahãraja Yudhisthira, preguntó al gran sabio Srila Vyasadeva, el abuelo de los Pandavas, si era posible volver al mundo espiritual sin haber observado todas las reglas y regulaciones de los ayunos Ekãdasi.

Bhimasena dijo "Oh abuelo inmensamente inteligente, mi hermano Yudhisthira, mi querida madre Kunti y mi amada esposa Draupadi, así como Arjuna, Nakula y Sahadeva, ayunan completamente en Ekadasi y acatan estrictamente todas las reglas y regulaciones de ese día sagrado. Siendo muy religiosos, ellos siempre me dicen que yo también debo ayunar ese día. Pero, oh abuelo, yo les digo que no puedo vivir sin comcer, porque el hambre es insoportable para mí. Doy ampliamente en caridad y adoro a Sri Kesava con propiedad, pero no puedo ayunar en Ekãdasi. Por favor, dime ahora como puedo obtener el mismo resultado sin ayunar".

Al oir estas palabras, Srila Vyãsadeva replicó, "Si tú quieres ir a los planetas celestiales y evitar los planetas infernales, debes ciertamente observar un ayuno tanto en el Ekãdasi claro como oscuro".

Bhima dijo, "Oh abuelo sumamente inteligente, por favor atiende mi ruego. Oh el mayor de los munis, dado que no puedo vivir sin comer si solo como una vez al día, ¿ cómo puedo vivir si ayuno completamente? Dentro de mi estómago arde un fuego especial llamado vrka, el fuego de la digestión. (1) Solo cuando como a mi entera satisfacción ese fuego de mi estómago está satisfecho. Oh gran sabio, quizás yo solo sea capaz de ayunar solo una vez, luego te ruego que me digas si hay un Ekadasi que incluye a todos los demás Ekãdasis. Yo observaré fielmente ese ayuno, con la esperanza de ser idóneo para la liberación".

Srila Vyãsadeva replicó, "Oh rey, tú me has oído referir las diversas clases de deberes ocupacionales, como ser las elaboradas ceremonias Védicas. En Kali-yuga, sin embargo, nadie puede observar todos estos deberes ocupacionales con propiedad. Por consiguiente, ahora te referiré la forma en que, prácticamente sin esfuerzo alguno, uno puede sobrellevar determinada austeridad y obtener el mayor beneficio y felicidad resultante. La esencia de lo que está escrito en las literaturas Védicas conocidas como los Purãnas, es que no se debe comer en la quincena oscura o clara de los Ekãdasis (2). Quien ayuna en Ekãdasi es salvado de ir a los planetas infernales".

Al oír las palabras de Vyãsadeva, Bhimasena, el más fuerte de los guerreros, se asustó y comenzó a sacudirse como una hoja en un árbol baniano, movida por un fuerte viento. El atemorizado Bhimasena dijo, "Oh abuelo, ¿qué he de hacer? ¡ Soy completamente incapaz de ayunar dos veces al mes durante todo el año! Por favor háblame de ese día de ayuno que me dispensará el mayor beneficio!".

Vyãsadeva replicó, "Sin beber siquiera agua, debes ayunar en el Ekãdasi que ocurre durante la quincena clara del mes de Jyestha (Mayo-Junio), cuando el sol viaja por el signo de Géminis y Tauro. Conforme a las personalidades eruditas, en este día uno debe bañarse y realizar ãcamana para la purificación. Empero, mientras se realiza el ãcamana, solo se puede beber la cantidad de agua equivalente a una gota de oro o la cantidad en que puede sumergirse una semilla de mostaza. Solo esta cantidad de agua debe ser colocada en la palma de la mano, cuya forma debe ser semejante a la oreja de una vaca. Si se bebe más agua, es como haber bebido vino.

Ciertamente no se debe comer nada, pues si así se hace, se rompe el ayuno. Este rígido ayuno tiene efecto desde el amanecer de Ekãdasi al ocaso de Dvãdasi. Si una persona se esfuerza por observar este gran ayuno muy estrictamente, fácilmente obtiene los resultados de observar los veinticuatro ayunos Ekadasi durante todo el año.

En Dvãdasi, el devoto debe bañarse temprano a la mañana. Luego, de acuerdo a las reglas y regulaciones prescritas y dependiendo de su habilidad, debe dar algo de oro o agua a los brahmanas dignos, Finalmente, debe honrar el prasadam con un brahmana.

Oh Bhimasena aquel que ayune en este Ekãdasi especial, cosecha de ese modo los beneficios de haber ayunado en cada Ekãdasi durante el año. De ello no hay duda. Oh Bhima, oye ahora el mérito específico que se obtiene por ayunar en este Ekãdasi. El Señor Supremo Kesava, quien sostiene una caracola, un disco, una maza y un loto, me lo dijo personalmente, 'Todos deben refugiarse en Mí y acatar Mis instrucciones'. Luego me dijo que quien ayune en este Ekãdasi, sin beber agua ni comer, se libera de todas las reacciones pecaminosas, y que quien observe el difícil nirjala en Jyestha-sukla Ekãdasi, cosecha ciertamente el beneficio de todos los demás ayunos Ekãdasis.

Oh Bhimasena, en Kali-yuga, la Era de riña e hipocresía, cuando todos los principios de los Vedas estén sumamente destruídos o considerablemente minimizados, y cuando no exista la apropiada caridad u observancia de los antiguos principios Védicos y ceremonias, ¿ cómo habrá algún medio posible de purificar el ser? Pero existe una oportunidad de ayunar en Ekãdasi y liberarse de todos los pecados pasados.

Oh hijo de Vãyu, ¿qué más te puedo decir? No debes comer durante los Ekãdasis claro y oscuro, y también debes abandonar el beber agua en el día particularmente auspicioso de Jyestha-sukla Ekãdasi. Oh Vrdodara, quienquiera ayune en este Ekãdasi, recibe los méritos de bañarse en todos los lugares de peregrinaje, dar toda clase de caridades y ayunar en todos los Ekãdasis claros y oscuros. De ello no hay duda. Oh tigre entre los hombres, quienquiera ayune en este Ekãdasi, ciertamente se convierte en una gran persona y obtiene toda riqueza, granos, fuerza y salud. Y en el temible momento de la muerte, los terribles Yamadutas, cuya tez es negro-amarilla, y que esgrimen enormes mazas y sogas místicas pãsa en el aire, se rehusarán a acercarse a él. Antes bien, un alma fiel será llevada de inmediato a la morada suprema del Señor Visnu por los Visnudutas, cuyas formas trascendentalmente hermosas están vestidas con lujosas ropas amarillas y que sostienen un disco, una maza, una caracola y un loto en sus cuatro manos. Es para obtener todos estos beneficios que uno debe ciertamente ayunar en este Ekãdasi tan importante, incluso de agua".

Cuando los otros Pandavas oyeron sobre los beneficios a ser obtenidos por seguir el Jyestha-sukla Ekãdasi, resolvieron observarlo exactamente como Srila Vyãsadeva lo había explicado a su hermano mayor, Bhimasena. Todos los Pandavas lo observaron, absteniéndose de comer o de beber nada, y en tal sentido, este día es conocido como Pãndava-nirjalã Ekãdasi. (3)

Srila Vyãsadeva continuó, "Oh Bhima, por consiguiente, tú debes observar este importante ayuno para remover todas tus reacciones pecaminosas del pasado. Debes orar a la Suprema Personalidad de Dios, el Señor Sri Krsna, de este modo: 'Oh Señor de todos los semidioses, oh Suprema Personalidad de Dios, hoy observaré Ekãdasi sin tomar siquiera agua. Oh infinito Ananta, romperé el ayuno al día siguiente, Dvãdasi'. De ahí en más, para remover todos sus pecados, el devoto debe honrar este ayuno Ekãdasi con absoluta fe en el Señor y con absoluto control de sus sentidos. Ya sea que dichos pecados sean tan voluminosos como el Monte Sumeru o la Colina Mandarãcala, si el o ella observa este Ekãdasi, todos los pecados son anulados y reducidos a cenizas. Tal es el gran poder de este Ekãdasi.

Oh el mejor de los seres humanos, aunque una persona debe dar asimismo agua y vacas en caridad durante este Ekãdasi, si por algún motivo no pudiera hacerlo, entonces debe dar a un brãhmana calificado alguna ropa o un recipiente lleno de agua. Ciertamente, el mérito obtenido solo por dar agua, equivale al obtenido por dar oro diez millones de veces al día.

Oh Bhima, el Señor Sri Krsna ha dicho que quienquiera observe este Ekãdasi, debe tomar un baño sagrado, dar caridad a una persona digna, cantar los santos nombres del Señor en una japa-mala y realizar alguna clase de sacrificio recomendado, pues por hacer estas cosas en este día, uno recibe beneficios imperecederos. No hace falta efectuar ninguna otra clase de deber religioso. La observancia de este ayuno Ekãdasi por sí sola, promueve a la morada suprema de Sri Visnu. Oh el mejor de los Kurus, si uno dona oro, ropa o cualquier otra cosa en este día, el mérito obtenido es imperecedero.

Recuerda que quienquiera coma granos en Ekãdasi, se contamina por el pecado y ciertamente solo come pecado. En efecto, ya se ha vuelto un comedor de perro, y después de la muerte sufre una existencia infernal. Pero aquel que observe este sagrado Jyestha-sukla Ekãdasi y de algo en caridad, ciertamente alcanza la liberación del ciclo del nacimiento y la muerte repetidos y llega a la morada suprema. Observando este Ekãdasi, que está combinado con Dvadasi, libera del horrible pecado de matar a un brãhmana, beber licor y vino, llegar a envidiar al maestro espiritual e ignorar sus instrucciones y decir mentiras contiuamente.

Además, oh el mejor de los seres, cualquier hombre o mujer que observe este ayuno con propiedad, y adore al Señor Supremo Jalasayi (Aquel que duerme en el agua) y que al día siguiente satisfaga a un brãhmana calificado con buenos dulces y una donación de vacas y dinero, tal persona ciertamente complace al Señor Supremo Vasudeva, tanto, que cien generaciones anteriores de su familia van indudablemente a la morada del Señor Supremo, aunque hayan sido muy pecadores o de mal carácter y culpables de suicidio. Ciertamente, quien observe este Ekãdasi, asciende en un glorioso aeroplano celestial (vimãna) a dicha morada.

Aquel que en este día de a un brãhmana un vaso de agua, una sombrilla o zapatos, seguramente va al cielo. Ciertamente, aquel que simplemente oiga estas glorias, también llega a la morada trascendental del Señor Supremo Sri Visnu. Todo aquel que realice la ceremonia srãddha a los antepasados en el día de la luna oscura llamado amãvasya, particularmente si ocurre durante el momento de un eclipse solar, indudablemente obtiene un gran mérito. Pero este mismo mérito es obtenido por quien simplemente oiga esta sagrada narración, tan poderoso y tan querido al Señor es este Ekãdasi.

Uno debe asear sus dientes apropiadamente y sin comer o beber, observar este Ekãdasi para complacer al Señor Supremo, Kesava. El día después de Ekãdasi, uno debe adorar a la Suprema Personalidad de Dios en Su forma como Trivikrama, ofreciéndoLe agua, flores, incienso y una lamparilla brillante ardiente. Luego el devoto ha de orar con el corazón: 'Oh Dios de dioses, Oh liberador de todos, Oh Hrsikesa, amo de los sentidos, ten la amabilidad de dispensar sobre mí el don de la liberación, aunque yo no pueda ofrecerTe nada más que este humilde vaso lleno de agua'. Seguidamente, el devoto debe donar el recipiente con agua a un brãhmana.

Oh Bhimasena, después de observar este Ekãdasi y donar los artículos recomendados de acuerdo a la capacidad individual, el devoto debe alimentar a los brãhmanas y seguidamente honrar el prasadam en silencio".

Srila Vyãsadeva concluyó, "Te ruego encarecidamente que ayunes en este Dvãdasi auspicioso, purificante y devorador de pecados, tal como te lo he delineado. En tal sentido, serás librado por completo de todos los pecados y alcanzarás la morada suprema".

Así termina la narración de las glorias de Jyestha-sukla Ekãdasi o Bhimaseni-nirjalã Ekãdasi, del Brahma-vaivarta Purãna.

Notas

1. Agni, el dios del fuego, desciende del Señor Visnu a través de Brahma, de Brahma a Angirasa, de Angirasa a Brhaspati y de Brhaspati a Samuy, quien era el padre de Agni. El es el portero a cargo de Nairtti, la dirección sudeste. Es uno de los ocho elementos materiales y al igual que Mahãraja Pariksit, es muy experto en examinar las cosas. El examinó una vez a Mahãraja Sibi, adoptando la forma de una paloma. (Para más información ver Srimad Bhagavatam de Srila Prabhupada (1.12.20 significado)
Agni se divide en tres categorías: Dãvagni, el fuego en la madera, Jatharãgni, el fuego de la digestión en el estómago y Vadavãgni, el fuego que crea niebla cuando se mezclan las corrientes cálidas y frías en el océano. Otro nombre para el fuego de la digestión es Vrka. Fue este fuego poderoso el que moraba en el estómago de Bhimasena.

2. Como se declara en el Srimad-Bhagavatam (12.13.12 y 15), el propio Bhagavatam es la esencia de toda la filosofía Vedanta (sara-vedanta-sãram) y el mensaje inequívoco del Bhagavatam es la completa rendición al Señor Krsna y la prestación de servicio devocional amoroso a El. Observar estrictamente Ekãdasi, es una gran ayuda en dicho proceso de ahí que Srila Vyãsadeva está simplemente remarcando a Bhima la importancia de Ekãdasi.

3. Aunque astrológicamente el ayuno recae en Dvãdasi, en la civilización Védica es de todos modos conocido como Ekãdasi.



cita:
Si una persona ayuna en ekadasi, Yo quemaré todos sus pecados y dispensaré sobre ella Mi morada trascendental... Ciertamente, ekadasi es el día más meritorio para destruir toda clase de pecados, y ha aparecido de modo de beneficiar a todos.
Señor Krsna a Arjuna, Capítulo 1


En el día del ayuno, se deben evitar los esfuerzos físicos extremos, de ser posible, y realizar solo actividades de servicio devocional al Señor Krsna. Una carta de Srila Prabhupada a Jadurani devi dasi de fecha 9 de Julio de 1971, lo confirma: "¿Por qué justo veinticinco rondas? "-escribe, "Tú debes cantar la mayor cantidad posible. Verdadero ekadasi significa ayuno y canto y nada más. Cuando se observa el ayuno, el canto se torna más sencillo. Así pues en ekadasi pueden suspenderse los demás asuntos, tanto como sea posible, a menos que haya algún asunto urgente que atender.
Carta de Srila Prabhupada a Jadurani devi dasi de fecha 9 julio de 1971


Connect to the next generation of MSN Messenger Get it now!