miércoles, 19 de diciembre de 2007

CELEBRANDO LA NAVIDAD VEGETARIANA

CELEBRANDO LA NAVIDAD VEGETARIANA

CASO Práctico J

Cada año te juntas con tu hermano y dos hermanas para organizar la fiesta de Navidad. Este será tu primer año como anfitrión vegetariano. Ricardo te ha hecho ver que espera cenar pavo. Elena te recuerda que es una ocasión única al año y que deberías hacer un sacrificio para la ocasión. Tu no quieres cocinar pavo pero tampoco quieres acabar en una gigantesca pelea con tu familia. Decides:

a)Aceptar y cocinar pavo
b)Decirle a tu familia que no te encuentras cómodo cocinando pavo, pero te gustaría hacer cualquier otra cosa, si alguno de ellos trae el pavo.
c)Rechazar tener un pavo en tu casa. Decirles que pueden cocinar lo que quieran cuando les toque a ellos organizar la fiesta, pero que esta vez te toca a ti y harás lo que quieras.
d)Explicar a tu familia que preferirías organizar una parte de la celebración en tu casa separadamente de la cena con pavo de Navidad.
e)Ir a Rusia durante las Navidades.


PROBABLES RESPUESTAS

a)Cocinar pavo

Esta opción hará a todos felices menos a ti. A veces en nuestra vida tenemos que hacer cosas que van en contra de nuestros principios, simplemente para evitar confrontaciones difíciles. Al final, no se entenderán bien tus planteamientos o sentimientos y tu familia probablemente concluirá que a ti no te importa preparar carne para otras personas. Sin embargo, se puede alcanzar un compromiso, es fundamental para tu familia conservar su comida tradicional para la ocasión y es igualmente importante para ti el no tener que comprar y preparar pavo?

b)Que otro traiga el pavo

Este puede ser un buen compromiso para todas las partes involucradas. No tienes que cocinar pavo y a la vez tu familia tiene lo que quiere como cena de Navidad. Prepara buenas guarniciones y un buen plato principal vegetariano para compartir. Un atiborrado zumo gigante puede ser una gran opción. El plato principal vegetariano frecuentemente termina siendo el elemento más popular de la fiesta.

c)Ni hablar de pavo

A veces no es lo que dices sino cómo lo dices lo que crea el problema. Recuerda que disfrutar de pavo en Navidad es muy importante para tu familia, como lo es para mucha gente. Decirles que no podrán disfrutarlo este año no es una buena idea. Crearía un montón de tensiones precisamente en la época en la que la paz, la unión y el amor se supone que llenan nuestros hogares y corazones. Esto no quiere decir que tú tengas que tragar y hacer pavo en tu casa cuando tu verdaderamente te sientes muy incómodo con ello, pero existe una mejor alternativa para alcanzar tal fin?

d)Ofrecer el hacer alguna otra cosa

Esta es la mejor opción para aquéllos que no desean tener una cena con pavo en su casa. Hay un montón de caminos alternativos de participar en la celebración distintos de organizar la cena navideña. Qué tal si ofreces juegos nocturnos en el Día de Navidad en tu casa y sirves aperitivos como buñuelos de espinacas, setas cocinadas, frutas troceadas y algún tipo de pastel navideño. Otro tipo de actividad que podría ser divertida sería un desayuno ligero en cuya confección todos participen. Este tipo de actividad podría convertirse en una nueva y saludable tradición para tu familia.
Todo el mundo se sentiría más y más confortable con las comidas vegetarianas y tu vegetarianismo, en conjunto. Expónles tus platos vegetarianos favoritos cuando vengan a comer y asegúrate de llevar bastante comida para compartir cuando vayas a visitarlos.

e)Ir a Rusia

No es mala idea, pero ¡te tendrás que preparar para enfrentarte al mismo problema el siguiente año!



Extracto de Becoming Vegetarian. The Complete Guide to Adopting a Vegetarian Diet.
Vesanto Melina, Brenda Davis y Victoria Harrison.
Traducción de Juan Falgueras. Málaga. España.

No hay comentarios: