miércoles, 5 de diciembre de 2007

Camino a la Felicidad

Camino a la Felicidad

Cada uno de nosotros está buscando la felicidad, pero nosotros no sabemos lo que es verdadera felicidad. Vemos muchos anuncios referidos a la felicidad, pero prácticamente hablando, vemos muy poca gente feliz. Esto es debido a que muy poca gente sabe que la plataforma de la verdadera felicidad está más allá de las cosas temporales. Es esta verdadera felicidad la que el Señor Krishna le describe a Arjuna en El Bhagavad-gita.

La felicidad se percibe generalmente a través de nuestros sentidos. Una piedra, por ejemplo, no tiene sentidos y no puede percibir la felicidad ni la aflicción. La conciencia desarrollada puede percibir la felicidad y la aflicción más intensamente que la conciencia no desarrollada. Los árboles tienen conciencia, pero no está desarrollada. Los árboles pueden estar de pie por un largo tiempo en todo tipo de climas, pero ellos no tienen forma de percibir los sufrimientos. Si a un ser humano se le pidiera que se quede parado como un árbol por solamente tres días, o incluso menos, él no sería capaz de tolerarlo. La conclusión es que todo ser viviente percibe la felicidad o la aflicción de acuerdo con el grado de desarrollo de su conciencia.

La felicidad que nosotros estamos experimentando en el mundo material no es verdadera felicidad. Si uno le pregunta a un árbol: "¿Eres feliz?", el árbol, si pudiese, diría: "Sí, yo soy feliz, estando aquí parado todo el año. Yo estoy disfrutando mucho del viento y de la caída de la nieve, etc.". Esto puede que sea disfrutado por el árbol, pero para el ser humano es un nivel muy bajo de disfrute.

Existen diferentes tipos y clases de entidades vivientes, y sus conceptos y percepciones de la felicidad son también de diferentes tipos y clases. Aunque un animal puede ver que otro animal está siendo sacrificado, él continuará masticando pasto, porque no tiene conocimiento para comprender que él puede ser el próximo. Él piensa que es feliz, pero al momento siguiente puede ser sacrificado.

Un hombre tonto, que no puede comprender lo que es la verdadera felicidad, busca la felicidad en este mundo material.
En india hay una historia de un hombre que no sabía lo que era el azúcar de caña, y a él le fue dicho que era muy dulce al masticarla. "¿A qué se asemeja", él preguntó. "Se asemeja a una caña de bambú", dijo alguien. Entonces el hombre tonto comenzó a masticar todo tipo de cañas de bambú. ¿Cómo puede él comenzar a experimentar la dulzura del azúcar de caña? Similarmente, nosotros estamos tratando de conseguir felicidad y placer, pero tratamos de hacerlo masticando este cuerpo material, por lo tanto no hay ni felicidad ni placer. Puede que momentáneamente haya algún pequeño sentimiento de placer, pero eso no es verdadero placer, porque es temporal. Es como una representación de relámpagos que podemos ver relampaguear en el cielo y que puede que momentáneamente parezca como relámpagos, pero el verdadero relampaguear está más allá de eso.

Debido a que una persona no sabe realmente lo que es la felicidad, él se desvía de la verdadera felicidad.



Discover the new Windows Vista Learn more!

No hay comentarios: