jueves, 24 de mayo de 2007

CÓMO CONTROLAR LA MENTE

CÓMO CONTROLAR LA MENTE

Nuestro cuerpo material esta formado por un cuerpo burdo y un cuerpo sutil. El cuerpo sutil (mente, ego falso e inteligencia) nos sitúa a menudo en condiciones difíciles sobretodo por los problemas causados por la mente. A cada instante la mente quiere otra cosa, lo que obtiene ya no lo quiere y lo que no tiene lo añora. La mente nos tortura muy frecuentemente y controlarla es uno de los propósitos principales del yoga. El primer paso para controlar la mente es reconocer una autoridad; para controlar la mente uno debe reconocer que existe una autoridad por encima de lo que los pensamientos egoístas de la mente nos quieren mostrar. La autoridad de la mente sólo puede ser la verdad, es difícil; pero necesario.

Si vivimos en un mundo de mentiras no sentiremos satisfacción, siempre nos sentiremos defraudados. Controlar la mente significa ocuparla en el servicio de Dios, sólo así vamos a sentir verdadera satisfacción y si sentimos esa satisfacción vamos a seguir ejerciendo control. Controlar la mente no es un lujo, es algo esencial; uno necesita de la inteligencia para controlar a la mente, la inteligencia necesita de la memoria para poder asimilar las propuestas de la mente de acuerdo con las experiencias previas, la memoria acude a la subconciencia y el éxito. Al acudir a la subconciencia, para tomar buenas decisiones aparece Dios; porque solamente es Dios quien permite recordar y comprender las cosas, todos somos dependientes de Él. Cuando aceptamos la autoridad del Guru (Maestro Espiritual), las escrituras y los sadhus (santos); y si nos relacionamos con personas que igualmente aceptan esta autoridad; nuestra posición será afortunada; en caso contrario debemos rechazar las falsas autoridades para aceptar las auténticas, aunque es un proceso doloroso, es el precio del avance. La labor de discriminación está basada en la eliminación, el análisis y la nueva aceptación; inclusive la duda es creada por Dios, aunque a veces moleste. Por tanto, controlar la mente es muy difícil; pero si no existiera ese recurso aceptaríamos cualquier cosa como la Verdad Absoluta y seríamos desviados. Pero también llega el momento en que debemos dudar de la duda, hasta que finalmente la razón sea conquistada con algo genuino, cuando ya no tengo o no quiero tener nada más. Como en el caso del matrimonio; que usted duda de casarse, pero cuando encuentra a alguien especial y se decide a tener una persona como compañero(a), entonces ya no lo duda, porque si lo duda luego de haberse casado, sería algo complicado; por lo tanto la duda es difícil de superar, sobre todo para aquellos que sólo desean gratificar sus sentidos y servir a sus propósitos egoístas. Krishna (Dios) ayuda a aquellos buscadores genuinos de la verdad; a liberarse de la duda y de la inseguridad. En Conciencia de Krishna liberarse de la duda significa cantar los Santos Nombres de Dios.

Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare
Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare

Asociarse con personas que también sean buscadores genuinos, estudiar diariamente las Escrituras Sagradas e identificarse con la tarea que le dan las autoridades a uno. Al identificarse con esta tarea inmediatamente viene una gran protección, es necesario identificarse con el servicio y tratar de perfeccionarlo, si esto es una ofrenda que hacemos a Dios, nos ayudará inmensamente a controlar la mente. Otros procesos para controlar la mente son artificiales, por ejemplo algunos procesos para controlar la mente y las adicciones sugieren la dedicación al deporte o el desarrollo de algún arte; pero realmente no son suficientes, porque la mente se puede conquistar con algo que haya conquistado al corazón, con algún amor; y, debe ser el amor por Dios, no el amor material; porque como siempre... viene la decepción, entonces, ¿por qué no entregar el corazón a Dios y a su dulce mensaje a través de las terapias trascendentales?, y la mejor terapia es el servicio devocional, espontáneo y amoroso; éste es el secreto del Bhakti yoga (yoga devocional).

Fama, dinero y atracción por el sexo son las tres clases de lujuria que solo traen decepción; al controlar la mente podemos empezar a dominar estos enemigos de la vida espiritual.

Podemos ser más eficientes y armónicos en nuestro ambiente teniendo la mente bajo control.

Si usted no controla la mente; entonces será su esclavo. Aparentemente los deseos suelen ser inofensivos, pero, en realidad son una telaraña que enreda y ata más a este mundo material.

Sólo a través del control mental verdadero es posible aspirar a trascender los condicionamientos y límites materiales que impiden el avance espiritual.

No hay comentarios: