domingo, 18 de marzo de 2007

ISKCON Japón determinado a nacer nuevamente

Por Kaunteya Das - www.namahatta.org
Traduccion: D
aniela Tronchin

Un grupo de aproximadamente diez devotos de Japón estuvo recientemente en Sri Mayapur. Lo suyo no fue un simple peregrinaje: estuvieron tratando de juntar ideas sobre cómo expandir su prédica. El iniciador maestro espiritual Satyadeva Prabhu estuvo con ellos. El había predicado en Japón muchos años atrás y ahora volvió a asumir la responsabilidad en “La Tierra del Sol Naciente“. El yatra no está en el punto más brillante (ISKCONicamente hablando) de su larga historia (Srila Prabhupada visitó Japón cuatro veces). El núcleo de aproximadamente diez devotos fue asistido y acompañado por un grupo de veinte.

Nuestro artista, Kesavi Mataji de Japón, trajo una delegación a nuestra oficina (la sala 117 del Long Building) y discutimos ideas para improvisación y expandimiento. Yo insistí en ir hacia donde se encuentra la gente: internet.

Tokio es una gran conglomeración donde 28 millones de personas viven y sufren. Trasladarse cuesta tiempo y dinero (Japón es uno de los países más caros del mundo), y mucha gente trabaja intensamente haciendo horas extras impagas. Pero el 67% de la población de 130 millones de personas usa internet (a comparación con el 69% en Estados Unidos, aunque individualmente los japoneses lo usan más). Actualmente el sitio de ISKCON (www.krishna.jp) está prácticamente inactivo, estancado.

Básicamente les expliqué que el ciberespacio es donde pueden conectarse muy fácilmente y a bajo costo con gente, para establecer y cultivar relaciones. Construir nuevas relaciones parece ser la cuestión principal en la prédica de Japón: me contaron que prácticamente todos los devotos que se unieron en estos últimos años han visto primero a Krishna en otros países. La distribución de libros está en coma, y además los devotos tienen que pagar 700 dólares por mes un depósito sólo para mantener los libros que no se venden. Pero los devotos que quedan son de la clase resistente (¿samurai-bhaktas?) y están determinados a traer el sol de Krishna, el sol de la cultura Bhagavata, a esta inusual tierra de tecnología paroxismal y alineación difundida. Ellos son los que no se rinden (se rinden a Krishna, no a Maya).

Mientras conversábamos, mi mujer, Sri Radha Govinda Dasi, predicaba por Skype, hablando sobre temas espirituales con gente interesante, y también con un contacto de Japón. Ella nos dio una breve demostración de cómo usar algunas herramientas básicas de Skype y luego le dejó la computadora a la esposa de Satyadeva Prabhu, Mahaguna Mataji, de Japón, una discípula de Srila Prabhupada, quien rápidamente se contactó con otra persona japonesa y comenzó a predicar. Yo insistí que con un poco de organización y práctica podrían llegar al punto de ofrecer cursos de training por la web, superando obstáculos relacionados con tiempo y dinero. Así la gente ya informada podría venir a un retiro especial para una mayor asociación.

Iniciar y hacer nuevas amistades y responder preguntas en internet es algo que cualquier devoto puede hacer. Les propuse que invirtieran un poco de tiempo y dinero haciendo uno o más web-sites, tal vez enfocados en atracciones generales, en temas con los que muchos buscadores ya se sienten cómodos (yoga, reencarnación, vegetarianismo, anti-stress, etc.) y, por supuesto, como dicen, el apetito viene comiendo, por eso cuando empiecen seriamente a ver la web como una poderosa herramienta de alcance, más y más acercamientos se manifestarán.

Los devotos parecieron muy conformes. Espero poder recibir buenas noticias de esta aislada pero gloriosa comunidad, de este círculo de predicadores, muy lejos de otro ISKCON yatra, pero deseoso de poder expandir la conciencia de Krishna e influir en los temas del emperador para rendirnos a los pies de loto del Señor Caitanya.

No hay comentarios: